miércoles, 10 de septiembre de 2008

MÁQUINA CELESTE

Para las pequeñas musas de papel

Éramos un par de muchachos con galaxias azules y una roja canción sobre el hombro.

Queríamos cambiar el mundo.

Jugábamos al tiro al blanco con dardos de cristal y anhelábamos el retorno de los arcoiris a nuestra casa.

Un día salimos de cacería. Nos extraviamos por unas horas, pero retornamos con un par de corazones atravesados.

Fueron nuestros mejores trofeos.

(Los gallos cantan al amanecer)

Nosotros continuamos abrazados, deseosos de ver una sonrisa en los rotos bolsillos del mundo, en los nuestros.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

La poética de Toscano, en Máquina celeste, obviamente precisa en el ventanal de su amplio interloquio un lugar para lo inefable, lo lírico y sobre todo y de manera sugerente
a través de su metáfora una luz para lo romántico

Gloria Dávila

el alcion dijo...

ver una sonrisa en los rotos bolsillos del mundo,me agrada mucho esta prosa lirica,buen juego de imagen se puede encontrar en esta creacion lirica...
sige asi mi estimado walter, el titulo es un mumdo enigmatico...
muy bien

Vitín dijo...

Grande Toskano.

Vitín dijo...

oe Toski:

Cheka MI BLOG, MI ULTIMO POST, TE HE DEJADO TAREA. JEJE

SALUDOS Y MUCHOS EXITOS

Daniel Bedrillana La Torre dijo...

...Muy bueno..gracias por deleitar a los ojos con tus letras... un abrazo revolucionario ....
saludos.

Elmo Nofeo dijo...

Alguien tiene que sacar de ese estado esos corazones.

Saludos

Angelus dijo...

Walter, que fuerza tiene este texto, fuerza y poesía que atrapa con belleza, aunque duras sean las palabras, un placer encontrar tu blog.

Un abrazo.