viernes, 28 de agosto de 2009

COMPATIBILIDAD


El hombre era de mármol; la mujer, de suspiros.

3 comentarios:

musicarte dijo...

...es imposible dejar de ser de marmol, pero se sigue siendo o ya no? los suspiros van y vienen, he visto hombres suspiradores tbn, debe ser la mixtura actual de la naturaleza que clama, que no se pueden oir con estos oidos físicos...

Ray Costa dijo...

É uma brilhante riqueza!!
Parabéns

El Poeta Imaginario dijo...

La mujer era de suspiros, suspiros limaños, qué rico!.. pues yo creo que la mujer era de nostalgia de algo que Adam sabía que tenía, pero no sabía que era, de melancolía, como los poemas ps Walter