jueves, 27 de diciembre de 2012

LUNA




Moneda lanzada al cielo por un mendigo escaso en amor.
Entonces las palabras –exquisitas niñas de miel enrojecida-
se espantan y nos invade la demencia.

(Enmudecemos sin abrazarnos).

Inútil es sentir nuestras lenguas
salivar nuestras bocas y dientes
para que todo parezca tan normal.
Con misteriosas intenciones nos desgarramos
las bocas –quizá el hambre quizá la demencia-
y la habitación sin puertas sin ventanas
se tiñe de absoluto silencio.
Por instantes algunos derriten sus hielos
y desaparecen sus ojos con la lluvia.
Y para que no crezcan flores
cosen sus bocas con hilos de sangre.

Es medianoche en el imperio de las sombras
y quienes dan pasos trastabillan en cáscaras de piel.
Oscuros pájaros llueven del pecho del mendigo
y la noche es más oscura y es más extrema la pobreza.

Arriba la luna es cubierta por nube de aves
agujereando –cual pantalón de mendigo
ante el tiempo- nuestra única moneda.

Walter Toscano
Casa Grande, jueves 27 de diciembre de 2012.
20:40 p.m.

viernes, 14 de diciembre de 2012

VENGANZA

Bajo el sol insolente
un tren atravesaba el umbral de la tarde.
Multitud de árboles en procesión simulada
parecían llevar un ahogado a cuestas.
El verdugo iba entre ellos
con dientes de oro y la boca cerrada
para no ser descubierto.
Sin embargo con el humo sobre sus cabezas

aparentaban ángeles con máscaras en llamas
rumbo al desfiladero del doloroso extravío.
El verdugo –mensajero del mundo-
enfermaba en silencio llevando a cuestas
al ahogado que así vengábase con su péndulo
de luz al crujido de las hojarascas.

.
Walter Toscano
Casa Grande, martes 11 de diciembre de 2012.

martes, 11 de diciembre de 2012

ASESINATO

¡Pureza, pureza! El hombre dormido proclamaba la pureza del sueño. La apacible noche, con su imperio lunar, invadía los cadáveres. La muerte había cruzado el puente de los petrificados pechos acostados sobre el río de sangre. La luna dibujaba una fría sonrisa en el oscuro rostro de la parca. Ella se arrodilló y bebió todo el río, y se marchó embriagada de sangre y de luna. El hombre -único sobreviviente- fue tras ella y la asesinó abriendo los ojos.

Walter Toscano

domingo, 9 de diciembre de 2012

ESPECTROS


Cada pretendiente se convertía en fantasma de sangre real. Ella abría los ojos y, al no ver más que una sombra, volvía a dormirse. Así pasó el tiempo hasta que quedó ciega y con múltiples recuerdos de besos invisibles.

sábado, 8 de diciembre de 2012

AZULES

Uno a uno habían fracasado en el intento por "despertarla". Ella esperó por mucho tiempo al príncipe azul de quien recibiría el primer beso que la emocionara. Sin embargo, sus intensos ojos azules no le permitieron ver al esperado hombre.

Walter Toscano.

viernes, 23 de noviembre de 2012

RECUÉRDAME

Recuérdame cuando haya olvidado mi nombre.
Sé que algún día, mientras escriba algo parecido
a lo que llaman carta de amor -a destinatario desconocido-,
habré omitido mi firma.

Entonces el sol de esta tarde se habrá extinguido
en mis ojos abandonados o en la fragilidad de mis brazos
que no alcanzan a descorrer las cortinas de mi habitación sombría.

Recuérdame que aún existen canciones de desolvido,
cuando enciendas la radio
hazme oír la voz que ya no está conmigo.

El olvido está a la vuelta de las agujas del reloj,
los besos que me dieron se han marchitado
al pie de las estatuas de arena de mares lejanos,
de amores lejanos que decidieron marcharse
-cuando loco de recuerdos- decidí refugiarme
para siempre en mí.

Walter Toscano

jueves, 15 de noviembre de 2012

MI PADRE I



Siempre he sentido a mi padre como un fantasma, como una sombra callada a mis espaldas protegiendo mis sueños cuando niño.
Hoy, Telenostalgia emitió un especial sobre Leonardo Favio. Y, en la "La rubia del cabaret", como un eco del extrañado cantautor argentino, oí la grave voz de mi padre que, tras de mí, sentado y quizás con algún recuerdo cruzando su frente, entristeció por la ausencia del pasado.
Al terminar, se levantó y acarició, con ternura mal disimulada, la cabeza de mi madre. Instantes después, mi padre volvió a ser el mismo fantasma, la sombra silenciosa que aún se extiende a mis espaldas.

lunes, 12 de noviembre de 2012

PARALELISMO



Abrió la puerta. Una gota de luz ingreso sin avisar. 

Abrió los ojos. Una gota de luz disparó en silencio.

domingo, 4 de noviembre de 2012

CICLO VITAL

Sonó como un goteo de luz
la bruma insertó su aliento en la noche
y caminó hacia la sangre recostada
junto a un hombre agonizante.

Un pájaro nació sobre una flor roja

y a falta de agua el pájaro bebió la sangre
y besó al hombre con su resuello de tiempo.


La flor dejó de ser flor
para convertirse en árbol
árbol que da sombra
sombra roja de una flor deshecha
en la memoria de un pájaro de luz.


Walter Toscano.

viernes, 2 de noviembre de 2012

EL ESCRITOR

El escritor se abrió el pecho como un libro, los personajes treparon las páginas dérmicas hasta caer uno a uno al vacío. El viento se llenó de voces y de cuerpos mutilados. El autor cerró el libro en blanco y, mudo, desapareció en el horizonte.

Walter Toscano.

UN ASUNTO DE VENGANZA


Siempre había sido el infeliz antagonista en las obras del autor francés. Cuando éste se dispuso a escribir las líneas finales de su más reciente novela, el inconforme personaje saltó de la página y decidió morir antes de tiempo.
El escritor nunca pudo terminar su último libro.

Walter Toscano.

jueves, 1 de noviembre de 2012

LA MANGUERA SIGUE GOTEANDO

La manguera sigue goteando
sus últimos líquidos rojos
la pulsión de la sombra
arde y cruje como un planeta que conocemos
como una piedra partida en la cabeza
y despertamos del túnel
del poema escrito en el sueño
descrito en elemental mentira
de nuestras cansadas siluetas
y ante tanta música hipnótica
la voluntad decrece.

La fatiga aumenta sus pulsiones

sus sudores sobre el lecho de vida
y la manguera sigue goteando
sus últimos líquidos rojos.
Y el planeta que conocemos
y habitamos como un cascarón se quiebra
ante la presión del cielo.

En erupción el volcán (pus de la tierra)

no es más que el putrefacto fluído
de todos los cuerpos congregados
en un punto sonrosado adolescente
que niega verse en el espejo
porque en sus ojos aún no ha despertado.

miércoles, 31 de octubre de 2012

A mis viejos zapatos se los lustra la tierra


Pobreza es lo que me sobra en los agujeros del cuerpo.
No me hace falta el dinero
porque mi tiempo nunca está en venta.

La vida no es distinta a la muerte.
En mi habitación cerrada-errada
cierro los ojos para verte a mi lado
y es intemporal el susurro de la prehistoria

cuando nuestras ahora fosilizadas manos
juegan a sostener la lágrima de una flor
que -infinita- cae ante nuestros ojos.
Y preferimos beber una gota que se nos ofrece
a la fría moneda que se nos oferta.

Porque de pobreza nuestra humanidad vestimos
no hace falta el dinero
a mis viejos zapatos se los lustra la tierra.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

lunes, 9 de julio de 2012

UN TIEMPO MÁS

AÚN NO ME LLEVES, CAJITA DE HUESOS.
¡TODAVÍA NO, POR FAVOR!
DÉJAME UN TIEMPO MÁS ACECHANDO EN DESVELOS.

CUANDO OCURRA MI MUERTE
SERÁ UNA BROMA DE MI VIDA.

miércoles, 30 de mayo de 2012

FANTASMA II


Ahora que no estoy
                                me buscas
en globo inflamado de amor invisible
entre aplausos siniestros de una función fenecida.
Ya no soy más tu juguete encendido
la luna de abril esperada seis meses
tu mandarina mordida por dos
tu mitad caminando contigo.

Somos plumas pintadas
de un ave virtual por mano real
                                                  en el sueño.

Si quieres tenerme
                               -otra vez-
cierra los ojos y estaré contigo
como un pájaro herido
picoteando sus horas muertas.

viernes, 27 de abril de 2012

FANTASMA I

No soy yo quien te espera desvelado
muerto de sueño
pero qué importa.
Importa que no sea yo
quien abre sus alas y echa a
V        O        L        A        R
hacia el agujero de tu pecho.

Sé muy bien que ya no ves mis ojos insomnes
pegados a la sombra del tiempo.
Sé muy bien que mis pasos ya no dejan
las huellas que guiaban mi regreso
con tus besos de mandarina
como jugoso trofeo de gladiador triunfante.

La noche nos ha vendido un cóctel de frutas secas
y no soy yo quien bebe de tu vaso.
Ni siquiera soy el oscuro personaje de tus sueños
quien golpea tu dormida frente con un tierno beso.

viernes, 16 de marzo de 2012

DUBITACIÓN

No sé cómo hablarte de mi tristeza
no sé cómo decirte digital-mente
que la ruina de mis ojos es un lugar abandonado
por pájaros azules o transparentes
que caen hacia el teclado
y cada uno toma el lugar de una letra.

(Éste sería el primer poema de amor
el primer disparo enamorado
que te escribo con mi alfabeto de lluvia).

jueves, 15 de marzo de 2012

MOSCAS I

Dos moscas -en el aire- juegan al amor. El golpe furioso de una de ellas sobre el otro cuerpo me hace pensar en un asesinato, en una muerte a cambio de la felicidad. Es la fuerza de la penetración en el adiós. Las moscas revolotean ante mis ojos descreídos y se van, y lo hacen tan a prisa que ante ellos hacer el amor y la guerra significa lo mismo.

jueves, 23 de febrero de 2012

SIN TÍTULO I

Dicen que le cortaron la piel y el honor. También afirman que fue crucificado.
Ahora debe estar agonizando -o quizás haya muerto mientras escribo esto- clavado en un falo de madero de donde emerge sangre o semen que cae como lluvia a los ojos de María que no puede contener el llanto ni el placer divino.

jueves, 19 de enero de 2012

MI MADRE Y YO-IV

Mi madre dice que no debo salir, que afuera la calle muestra, con filosos dientes de lobo hambriento, el peligro, y que es mejor estar en casa.
Yo siempre hago caso a sus consejos maternales. Mamá me dijo, "ya vuelvo, hijito, voy a comprar, no demoro". Y cerró la puerta con llave.

Desde adentro escucho cómo el día ruge y devora a las gentes. Pero en casa también oigo ruidos fantasmas o quizás sólo sea mi imaginación que, sin que yo pueda evitarlo, ha empezado a conducirme hacia sus fauces.

jueves, 12 de enero de 2012

MI MADRE Y YO-III

Mi madre, mística observa la T.V. Y cuando yo, extasiado y en el máximo paroxismo, veo a una sensacional mujer de tez blanca, sonrosados labios como la fresa fresca, cabello judío y negrísimos ojos como la noche misma; mi madre cree ver en esa grácil muchacha la viva imagen de María, la celestial y pura madre de quien crucificado y cabizbajo y en pequeña escala agoniza en la pard junto al televisor.

Todo estaría dentro de lo normal -mi madre y sus visiones sagradas y sin sospechar de mis elucubraciones más oscuras-, sino fuera porque mamá ha advertido una ligera mancha en la pantalla que ayer olvidé limpiar.
Y mientras ella ha iniciado la búsqueda de un paño para borrar el semitransparente estigma de mi pecado, yo recurriré a mis años de formación religiosa y a la extrema fe de mi madre, y, simulando un rostro angelical y con la voz temblorosa y el pulso acelerado, le diré: "Mira, mamá, ¿te has fijado?, aquella mujer tan parecida a María nos ha dejado su aliento milagroso".
Y todo seguirá dentro de lo normal, muy dentro de lo normal.

miércoles, 11 de enero de 2012

MI MADRE Y YO-II

Mi madre no va a permitir con sus rezos que nada malo me pase, ya sea sobre una enfermedad o cuando triste sufro por algún mal de amor.
Y yo lo afirmo. Sus plegarias me salvaron de la muerte.
"Encomiéndate a nuestro Señor para que te vayas en paz, hijito", me lo repetía luego de cada ataque de tos que parecía infinita y a la vez el final. Pero yo pude más que la TBC. La expectoré con un tratamiento, en base a fuertes dosis de pastillas y cápsulas, que seguí al pie de la letra durante seis meses. Le di un golpe mortal a la muerte o por lo menos la
knockeé por un buen tiempo.

Ahora no es la muerte la que ronda mi cama sino una persistente picazón en los dedos del pie derecho. Y la siento más cada vez que supersticioso me levanto y toco con ese pie el frío piso de mi cuarto.
Mi madre, al verme así con gestos de molestia, se apiada y me alcanza una crema
antimicótica que supongo sólo durará para cinco días más. Sin embargo el tratamiento requiere de quince días. "Aplíquese en la parte afectada durante dos semanas", leí en la sección médica de un diario sensacionalista.
Pero yo creo más en la bondad y en los rezos de mi madre. Sé que otra vez dirá, muy seria y señalando un crucifijo: "encomiéndate a Él, hijito, piensa que esto no es más que una obra de la gracia del Señor". Y yo volveré a sonreír muy dentro de mí, no por las palabras de mi madre o porque otra vez sienta picazón en los dedos del pie derecho sino por un inexplicable cosquilleo en el corazón.

martes, 10 de enero de 2012

MI MADRE Y YO-I

Mi madre está enferma de religión: lleva en el corazón el cáncer de DiOS. Y casi puedo asegurar que el pecado por el que se golpea el pecho y reza tres avemarías, todos los días de manera puntual a las 11:30 p.m., soy Yo.
A esa hora -a mi regreso de alguna cabina de internet, luego de haber escrito algún texto como éste- la veo mirarme con indulgencia y más enferma que nunca.

sábado, 7 de enero de 2012

HORMIGUERO

I
A VECES LOS VEO TREPANDO LAS PAREDES DE MI CAJA MORTUORIA, Y OTRAS LA SUPERFICIE DE MI CUERPO, PUGNAN POR INGRESAR E INSTALARSE DENTRO DE MÍ COMO UN CÁNCER QUE ME CONSUMIRÁ EL SISTEMA DEL HAMBRE Y LA CORDURA.
II

HE DECIDIDO LLEGAR AL EXTREMO DE LA LOCURA. HOY ALMORCÉ UNA DOCENA DE HORMIGAS QUE POR UNOS INSTANTES HABITARON -COMO SERES DE RAPIÑA- EL CIELO RASO DE MI HABITACIÓN.
III

PEQUEÑAS Y VORACES ACUDEN A MÍ, HAN INICIADO EL RITUAL DE LA DECADENCIA, LA DANZA MORTAL DEL CUERPO Y LA MENTE.

IV

YA NADA QUEDA, APENAS EL VACÍO A DONDE HE DE LLEGAR MUY PRONTO.