viernes, 27 de abril de 2012

FANTASMA I

No soy yo quien te espera desvelado
muerto de sueño
pero qué importa.
Importa que no sea yo
quien abre sus alas y echa a
V        O        L        A        R
hacia el agujero de tu pecho.

Sé muy bien que ya no ves mis ojos insomnes
pegados a la sombra del tiempo.
Sé muy bien que mis pasos ya no dejan
las huellas que guiaban mi regreso
con tus besos de mandarina
como jugoso trofeo de gladiador triunfante.

La noche nos ha vendido un cóctel de frutas secas
y no soy yo quien bebe de tu vaso.
Ni siquiera soy el oscuro personaje de tus sueños
quien golpea tu dormida frente con un tierno beso.